Algo es algo hace referencia a una conocida frase de Benedetti: “Un torturador no se redime suicidándose, pero algo es algo.”

La mayoría de los sanguinarios dictadores que han padecido millones de personas durante el siglo XX han muerto en la cama, todavía en activo o en sus plácidos retiros. Imaginé la vida de uno de estos personajes, que se enfrenta a su pasado a través de los recuerdos de una persona a la que cree amar profundamente…


¿Quieres leer el comienzo del relato?

> Leer el comienzo…